• 08-08-2008: El Diario

    Con facilidad, compran drogas en escuelas de EP

    De la Redaccián
    El Diario de El Paso, August 8, 2008

     

    El Paso- Gina, una joven de quince años que vive en el este de la ciudad y cuenta en el hogar únicamente con su madre biolágica, asegura que el obtener mariguana y cocaí­na en la escuela o cerca de ella es "la cosa más fácil de hacer".

    Las estadí­sticas más recientes para la regián 10 de Texas, la cual incluye a El Paso, mismas que indican que el consumo de drogas entre jávenes de 14 a 15 años es más frecuente entre adolescentes que cuentan con madre y padre en el hogar.

    De hecho, el consumo de drogas entre adolescentes se ha incrementado tanto, que actualmente existe una nueva prueba "casera" para que los padres puedan detectar el uso de medicamentos de prescripcián o sustancias ilegales que sus hijos utilicen a manera de drogas.

    El test, que se vende comercialmente en farmacias locales y por Internet bajo el nombre de HairConfirm, detecta el uso de sustancias táxicas durante los últimos 90 dí­as a través de una muestra de cabello.

    Empero, el caso de Gina rompe con el esquema estadí­stico y señala que el consumir o no drogas apunta hacia la decisián individual y no la circunstancia en el ambiente familiar.

    "Tengo amigos que viven casi en la calle y no consumen droga porque, según ellos, quieren salir adelante", indica la niña. "Igualmente, los muchachos o muchachas que conozco que consumen droga y tienen a su papá y su mamá lo hacen porque se quieren sentir libres", apunta Gina. "Yo digo que está en la persona y no en los papás".

    Gina no consume drogas, una decisián que atribuye al hecho de que su hermano mayor, Roberto, fue "como su papá" y le enseñá los peligros que representa la adiccián.

    La estadí­stica sobre consumo de mariguana entre jávenes de la edad de Gina, publicada por el Departamento de Salud de Texas en el 2006, señala – entre otros – que más del 21 por ciento del total de esos consumidores contaban con papá y mamá en casa, mientras que sálo el 18 por ciento con una situacián familiar diferente, consumí­an la droga.

    Elodia, la mamá de Gina y Roberto, indica que, en su papel como única jefa del hogar, tuvo que recurrir a "trucos" para asegurarse que sus hijos no "anduvieran en las drogas", algo que asegura no se da en los hogares que cuentan con las dos figuras paternas.

    "En el caso de Roberto, de vez en cuando yo le decí­a que necesitaba una prueba de orina so pretexto de hacer la solicitud para un seguro de vida", señala, "con eso me aseguraba de que no estuviera consumiendo drogas".

    Aunque Gina y su mamá coinciden en que el tener papá y mamá en el hogar no es regla para que más jávenes consuman más droga, ambas aseguran que la calidad de la educacián que se recibe en casa, al igual que la posicián econámica de los padres, juegan un papel determinante en la posibilidad a la adiccián.

    "Tener acceso a la recámara de Gina, por ejemplo, para mi fue muy importante", indica Elodia, "el estar al tanto de sus amistades; en fin, hay una gran cantidad de variantes".

    Por otra parte, Gina está convencida de que el asunto del género también entra en la mezcla de elementos que hacen mayor o menor la posibilidad del consumo.

    "Lo hacen porque son hombres, por hacerlo", dijo, refiriéndose al consumo de mariguana. "En el caso de una amiga que no puede ni ver a su mamá, ella se pone a fumar (mariguana) porque quiere olvidarse de estar peleando con ella".

    "Lo básico", puntualiza la mamá, "es la relacián que se tenga con los hijos".

    Click here for full story.

    Categories: HairConfirm In the News

    Leave a Reply